Blogia
marcosespanolsicart

Más allá de la jaula

A su llegada a Pekín, lo que más sorprendió a Elba fue que algunas personas anduvieran por el parque con un pájaro enjaulado a cuestas. Por mucho que se tratara de una mascota, como un perro, no le terminaba de encontrar el sentido. Al fin y al cabo, el ave seguía encerrada entre barrotes. Además, no se veían otros animales, ¿por qué no serpientes, tortugas o hamsters?

Meses después, Elba había aprendido el suficiente chino como para acercarse a un paseante y resolver el misterio. Era un hombre mayor que caminaba serenamente, en compañía de su canario. "¿Para qué va a ser?", le contestó, ofendido por una pregunta tan tonta. Pero al mirar de nuevo a los ojos de la chica y darse cuenta de que realmente no lo sabía, sonrió y se lo explicó amablemente: "Así oye a otros pájaros y luego en casa canta mejor".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Marcos -

Gracias por verme con tan buenos ojos.

Paula -

Precioso.

Marcos -

Una de las normas más sagradas de la literatura es que no hay nada que explicar... pero el jueves te cuento lo que quieras.

pilar -

no lo entiendo?el simil de la jaula va por uno q tu y yo sabemos??no lo pillo ko!"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres