Blogia
marcosespanolsicart

No somos ciegos

El otro día alguien me preguntaba si los raperos escriben lo que recitan. Dejo, como ejemplo, la letra del que me parece el mejor tema del ‘Vivir para contarlo’. Es de Lírico, David, aunque no quiera el más sofisticado y encantador de los tres MC’s de Violadores del Verso (uno de los grandes aciertos del grupo es la imagen complementaria que dan cada uno de ellos). Merece la pena escuchar el original, entre otras cosas porque el flow de Lírico es peculiarísimo, irregular, de pausas eternas que saben hacer lucir lo que merece que luzca. Me parece el mejor tema porque suena bien, gracias en parte a la voz en el estribillo de Suizo, del grupo de reggae zaragozano Jahsta; pero sobre todo por expresar con precisión el sentir de toda una generación (la suya, la mía) ante un mundo que no terminamos de comprender. Pone la piel de gallina cómo jalea el público estas palabras. Estoy seguro de que si el tema hubiera llegado un poco más adelante, se habría convertido en un himno. No problem: siempre podrán reeditarlo, hacer una nueva versión o lo que sea cuando todavía tengan más fama.

He escrito en cursiva, al principio, las rimas que, a capella, rapeó Lírico como preludio en el concierto que ofrecieron en el Madrid Arena hace unos meses, el mismo que contiene el DVD que acaban de lanzar.

Me da igual a cuántos he vencido,

dime a cuántos he convencido.

No bebemos obligados ni jodemos más de lo debido.

Sólo un susurro y un plan prohibido

se cuentan al oído.

No te diré en quién me inspiro, político.

No te diré a qué aspiro, científico.

Soy la metáfora. Tal vez media España nos ignora

pero la otra media nos entiende, ahora.

No empuje, señora: bajo en la próxima,

que ni usted es marquesa ni yo un miserable,

mi generación suele ser más amable, más criticable,

pero no escuchamos a nadie,

cuando nos falta el cariño es como si nos falta el aire.

Pedimos perdón, damos las gracias,

salimos de apuros con algo más que acrobacias,

tenemos caricias y avaricias, noticias que cuentan desgracias,

drogas con receta de venta en farmacias.

Somos como científicos o exploradores,

siempre buscando lo que nos pertenece,

una generación exige lo que se merece,

ya sea con razón o de corazón, jodemos cuando apetece.

Sólo hago mi trabajo

y hay políticos que hablan como si les debieras algo,

eso nos jode un fajo.

Aprendimos a sacar de donde no hay,

lo que buscas te lo pongo ahí, Javi dijo lo pasamos guay.

Otras veces perdemos la ilusión por todo, pero todo se cura,

sabemos que la amargura existe y pasa factura,

cuando estoy triste a veces tacho lo que escribo.

Pienso lo que digo como quien habla a un hijo,

sé que hay chavales diciendo "no lo hice

porque el Lírico lo dijo".

De todo se aprende y lo que no sepas qué es, vé y tócalo

y cuando hagan algo por ti valóralo.

“Te doy mi palabra” dijo un rapero,

“tenemos algo en común” le dijo un presidente a un embustero.

Yo hago política para inconformes, ya te digo,

decidle al mundo mi nombre, esa es la deuda que tenéis conmigo.

Amigo protege tu honor como oro en paño,

mejor ser un extraño que uno más del rebaño,

mejor deporte es el sexo que la natación

y lo demás publicidad con engaño,

donde cualquiera te vende la moto.

El mismo que sonríe en la foto

no busca tu opinión, sólo tu voto.

“Somos más felices”, dice un titular en la radio,

“La Tierra se muere”, reza un graffiti en el barrio.

(Estribillo)

Será mejor que gires la cabeza si no quieres vernos,

siendo político tal vez seas otro corrupto en el gobierno.

Yo puedo ser un camello, un chorizo o una sexy gatita

que no siempre besa en la primera cita.

Hay peña que no es digna de lo que tiene,

de vez en cuando yo suelto una limosna y me siento bien.

Cuando el niño se hace hombre, nadie le ampara

y el carro o el piso te costarán un ojo de la cara.

Si la felicidad se comprara entonces el dinero sería noble,

lo sabe el rico y lo sabe hasta el más pobre,

pero la pasta no cae del cielo,

yo hago canciones preciosas con lo que me encuentro por el suelo.

Si de la ilusión no se vive,

si la pasión que le pongo tampoco se mide,

de nuevo es D.A.V.I.D., el pibe, la mano que escribe

el colega legal que nunca da menos de lo que pide.

Y a la que quiso amor, amor quise darle,

yo no iba a dejar de respirar porque el viento pudiera enfadarle,

y así te fuiste, porque quise, hay que irse

y abandonar el barco si empieza a hundirse.

Pero salven a los niños primero,

deja que se busque la vida el extranjero,

ciudades sólo son hormigueros,

lo que no ven los maderos lo ven las alcahuetas,

las modelos se entienden con toreros y no con poetas.

Filosofía y letras,

yo sólo estoy diciendo algo mientras

dicen que sí mis hermanos detrás.

Ahora el reto es de aquel que escribe crónicas.

El placer es nuestro. Decimos chulos y folclóricas.

(Estribillo)

Respiro el mismo aire que respiras,

mi música es la ventana de una cárcel desde donde miras,

y es que no somos tan dueños de nuestras cabezas,

libérate con ritmos, versos y otras destrezas.

La vida es un préstamo,

esto no es barrio sésamo,

pero sabemos hacerlo con este amor.

Disfruta de la vida, que lo demás te llega,

es lo que queremos decir cuando decimos "paz", colega.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres