Blogia
marcosespanolsicart

Soliloquio del borracho

Mi patria, mi catedral,

fueron la mujer que perdí.

 

Después de tantos labios

ya no recuerdo los suyos.

 

Su ausencia la ha hecho ubicua.

 

Desterrado y con un templo

erigido a un dios fantasma,

alcé la vista

y ahí estaba el escocés.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres